ABOGADOS EN MAR DEL PLATA | CONSULTAS Y PATROCINIO

Estudio Jurídico Dra. Fernanda Panizo T° X F° 188 CAMDP - T° 60 F° 754 CFAMDP

Te: (0223) 491-5159

Cel: (0223) 156-157942

Bolívar 3053 7° "D" - Mar del Plata

contacto

Le damos la bienvenida y nos ponemos a su disposición en caso que requiera nuestra intervención en cualquier asunto legal, en el que pueda necesitar asesoramiento o representación. Consultas y Servicios Jurídicos Personales y A Distancia.

Abogados en Mar del Plata | Estudio Panizo | Abogados Civil Comercial Familia Laboral Penal Consultas Jurídicas, Asesoramiento, Mediaciones, Juicios, consultas por teléfono, consultas a distancia Abuso sexual. Revelación del secreto confesional. Justa causa. Riesgo de nuevos ataques a la integridad sexual - Abogados en Mar del Plata | Estudio Panizo | Abogados Civil Comercial Familia Laboral PenalAbogado Penalista, Abogados en Mar del Plata, Estudio Juridico, Servicios Legales, Consultas Juridicas, Asesoramiento Legal, Civil, Daños, Sucesion, Familia, Divorcio, Derecho Comercial, abogados laborales en mar del plata, despidos, laboral, derecho laboral, Derecho Penal, Denuncias, abogados accidentes, abogados accidentes mar del plata, abogados daños y perjuicios, abogados accidentes, abogados accidentes de tránsito, abogados accidentes ferroviarios, abogados accidentes tren, abogados medios de transporte, abogados daño medico, abogados negligencia medica, abogados viajes y turismo, abogados daños y perjuicios, mala praxis médica, indemnización accidentes, ABOGADO, ABOGADO ESPECIALISTA EN ACCIDENTES, ABOGADO ESPECIALIZADO EN DAÑOS, ACCIDENTE DE TRABAJO, ACCIDENTE IN ITINERE, ART, DAÑOS Y PERJUICIOS, ENFERMEDAD PROFESIONAL, INDEMNIZACIÓN, abogados mala praxis, abogados daños y perjuicios mar del plata, abogados accidentes de trabajo, abogados accidentes de trabajo mar del plata, Consorcios, Propiedad Horizontal, Juicio Ejecutivo, Ejecucion, Quiebra, Derecho Societario, abogados en línea, abogados por internet, abogados por teléfono, consultas por teléfono, consultas por mail, Derecho de la Empresa, Derecho Tributario, Inmobiliario, Derecho Inmobiliario, Derecho Penal Ir al contenido principal

Contáctenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Abuso sexual. Revelación del secreto confesional. Justa causa. Riesgo de nuevos ataques a la integridad sexual

Cámara Nacional Criminal y Correccional, Sala VII, CCC 14349/2011/1/CA2 “R. s/ nulidad-abuso sexual” del 10/4/2017

Buenos Aires, 10 de abril de 2017.

Y VISTOS:

I. La defensa de R. interpuso recurso de apelación contra la decisión extendida a fs. 6/8 de esta incidencia, que rechazó el planteo de nulidad interpuesto por esa parte. 
La asistencia técnica solicitó la anulación de lo actuado, ya que -según expuso- fue a partir de la violación del secreto de confesión por parte del obispo C. que P. tomó conocimiento de los hechos que se investigan y concurrió a formular la denuncia inicial.

II. Al respecto y luego de celebrarse la audiencia oral prevista por el artículo 454 del Código Procesal Penal, entiende el Tribunal que la nulidad pretendida por la defensa no debe tener recepción favorable.
Cabe recordar que las actuaciones tuvieron inicio con motivo de la denuncia efectuada ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación formulada por la nombrada P. (fs. 7/10), quien refirió que su hija – C.- había sido víctima de abusos sexuales, cometidos por el imputado, y aclaró que se enteró de ello por el obispo C., el que -a su vez- lo supo por la confesión de R.
Al ratificar sus dichos, P. instó la acción penal por los sucesos que perjudicaron a su hija y precisó que el obispo mencionado pertenece a la “Iglesia …” sita en la calle …., de esta ciudad, sitio al que concurría habitualmente junto al encausado (fs. 22/24).
Posteriormente, se le recibió declaración en los términos del artículo 250 bis del Código Procesal Penal a la menor C. (fs. 17 y25/27).
Finalmente, también se convocó al obispo C., quien dijo que “se abstendrá de declarar todo cuanto ha conversado en un con P. debido a que guarda estrecha relación e incluye lo que conoce por medio de la confesión del imputado” (fs. 49).

III. A partir de la reseña efectuada, puede decirse -ante  todo- que los órganos estatales involucrados en la persecución penal no han incurrido, en el caso, en irregularidad alguna, toda vez que la denuncia inicial fue concretada por la madre de la menor damnificada, quien instó la acción, y durante la investigación posteriormente sustanciada se observaron las reglas procesales pertinentes.
La cuestión se circunscribe, entonces, a determinar si la circunstancia de que la denunciante P. se hubiera enterado de lo sucedido por intermedio del mencionado obispo C., quien -por su parte- al revelarlo habría infringido su obligación de mantener en reserva lo que conoció con motivo de una confesión de R., tiene incidencia sobre la validez de lo actuado.
Al respecto, cabe recordar que esta Sala -aunque con una integración parcialmente distinta-, en una causa en la que se efectuó un planteo similar al del sub examine, pero respecto de un pastor de la Iglesia …., consideró que la circunstancia de que éste hubiera revelado lo que supo en el marco de una confesión -la que en ese credo no conlleva la expectativa de intimidad, pues no es secreta- no había importado una afectación de garantías constitucionales (cfr. causa nro.38.848, “A., F.”, del 21 de mayo de 2010).
El presente, claro está, ofrece una diferencia, pues, más allá de que no se ha establecido si se trata de un “culto admitido”(artículo 244 del Código Procesal Penal) ni qué expectativa de privacidad rodea en él la práctica de la confesión, cabe inferir, a partir de lo declarado por el obispo C., que en el credo en cuestión ésta se lleva a cabo en un ámbito de intimidad, que quien la recibe ha de respetar.
De todos modos, dado que el asunto debe resolverse desde una perspectiva legal, incluso admitiendo que C. hubiera violado las reglas de sigilo propias de su iglesia al transmitir lo que supo a P., la Sala considera que ello, sin perjuicio de las consecuencias de orden religioso que pudiera acarrearle a aquél, no conduce en este caso a declarar la nulidad reclamada por la defensa. Adviértase en este punto que, de acuerdo a lo expuesto y tomando en consideración las características de los hechos que fueron puestos en conocimiento del clérigo, no es dable sostener que éste ha incurrido en una violación de secretos en los términos que contempla el artículo 156 del Código Penal.
En efecto, dicha disposición legal establece que “Será reprimido con multa de pesos mil quinientos a pesos noventa mil e inhabilitación especial, en su caso, por seis meses a tres años, el que teniendo noticia, por razón de su estado, oficio, empleo, profesión o arte, de un secreto cuya divulgación pueda causar daño, lo revelare sin justa causa”.
Las particulares circunstancias de este caso, en el que la revelación no sólo importó dar a conocer a la madre de la víctima los dos hechos delictivos pasados sino, principalmente, alertarla acerca de su presumible reiteración en un futuro inmediato, permiten estimar que -al menos en principio- se verificó la “justa causa” que contempla la ley, con mayor razón al ponderar que la afectada resultaba ser una menor de edad y que, por su situación de convivencia con el imputado, el riesgo de nuevos ataques a su integridad sexual podía considerarse inminente.
Cabe apuntar que, al comentar la citada disposición legal, la doctrina ha admitido las “…situaciones en las cuales la revelación sea hecha con justa causa, no ya ante la autoridad, sino ante un particular” (Sebastián Soler, Derecho Penal Argentino, tomo IV, Tea, Bs. As., 1992,pág. 141), tal como ha ocurrido en el sub examine.
Bajo tales premisas, la Sala estima que el peligro apuntado, en relación con la integridad sexual de la niña, impone diferenciar este caso del que se presentara en el precedente “Baldivieso.” de la Corte Suprema, en el que, si bien se declaró la nulidad de todo lo actuado, la mayoría destacó que en el caso no existía “… ningún otro interés en juego, pues no mediaba peligro alguno ni había ningún proceso lesivo grave en curso que fuese necesario detener para evitar daños a la vida o a la integridad física de terceros, de modo que cabe descartar toda otra hipótesis conflictiva” (CSJN, “Baldivieso, César Alejandro s/ causan° 4733”, del 20 de abril de 2010).
Sobre la base de dichas consideraciones, puede decirse también que el rechazo de la nulidad, en definitiva, no se aparta de la doctrina fijada -en torno de la llamada “regla de exclusión”- por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “Montenegro”(Fallos: 303:1938) y los que le sucedieron.
Cabe recordar que en el precedente recién citado el máximo tribunal entendió que, como el imputado había sido sometido a apremios ilegales, su condena -sobre la base de la confesión así obtenida- comprometía “la buena administración de justicia al pretender constituirla en beneficiaria del hecho ilícito”, mientras queen este caso puede decirse que, en principio, la revelación efectuada por el obispo C. a la aquí denunciante no habría importado un delito.
En conclusión, el Tribunal estima que el inminente peligro que, en el momento en que se produjo tal revelación, podía advertirse para la integridad sexual de la menor damnificada, conduce a convalidar lo actuado, en tanto impide considerar, al menos en el estricto marco del planteo aquí tratado, que el conocimiento de hechos por parte de la denunciante hubiera sido obtenido mediante un delito.

Por ello, esta Sala RESUELVE: CONFIRMAR el auto extendido a fs. 6/8 de este incidente, en cuanto fuera materia de recurso.
Notifíquese, devuélvase y sirva lo proveído de respetuosa nota de envío.
El juez Jorge Luis Rimondi integra el Tribunal por disposición del Acuerdo General del pasado 16 de diciembre último, pero no intervino en la audiencia oral con motivo de su actuación simultánea en la Sala I de esta Cámara.

Mariano A. Scotto - Mauro A. Divito

Ante mí:  Constanza Lucía Larcher

Entradas populares de este blog

Amparo de Salud - La Justicia Federal obligó a OSDE a afiliar de nuevo a un paciente, que padece HIV, al no acreditarse el falseamiento de la declaración jurada de ingreso

En los autos "S. F. c/ OSDE s/ amparo de salud – incidente de apelación", la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal ordenó a la empresa de medicina prepaga a reafiliar a un hombre que padece HIV, al no acreditarse  el falseamiento de la declaración jurada de ingreso.
Los jueces sostuvieron que la rescisión del contrato de afiliación del actor por la empresa demandada, con sustento en el falseamiento de la declaración jurada de ingreso al omitir declarar su real estado de salud al momento de ingreso, resulta -prima facie- arbitraria, desde que no ha dado una explicación fundada de por qué consideró que el afiliado sabía y omitió denunciar la alegada patología.
En esa línea, los magistrados resaltaron que OSDE debe reafiliar al amparista brindándole la cobertura médico-asistencial correspondiente al plan de salud oportunamente contratado, pues la falta de cobertura pondría en serio peligro su estado de salud, de modo de no alterar la situación, hasta q…

Accidentes de Trabajo

Accidentes de trabajo
Las Lesiones por Accidentes en Moto, Auto, sufridos yendo o volviendo del trabajo son considerados Accidentes Laborales (accidente in itinere), y deben ser cubiertos por las ART (Esguinces, Fracturas, Lesiones Por Choques). Puede reclamar lo que le corresponde por ley. El reclamo no interrumpe, ni perjudica su tratamiento médico. El reclamo es contra la ART, por lo que No Tendrá Inconvenientes en el trabajo. Ante un accidente de trabajo debe darle aviso a su empleador, quien le dará intervención a la ART que haya contratado Sin reclamo jamás una ART va a pagar lo que corresponde por la incapacidad real padecida. Un Accidente In Itinere es aquel que se produce durante el desplazamiento del trabajador desde su lugar de trabajo hasta su domicilio y viceversa. Tiene como condición de exigencia que el trabajador accidentado no haya interrumpido o modificado el recorrido o trayecto por alguna causa ajena al trabajo. Son Usuales los accidentes en Motos o medios de trans…

Se condenó a una empresa de seguridad de un edificio de PH por los daños que sufrió un propietario durante un robo

En los autos "Fontevecchia Alberto Guido y otro c/ Prosegur S.A. y otro s/ ordinario", la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial responsabilizó a una empresa de seguridad de un edificio de PH por los daños que sufrió un propietario durante un robo.
Según los jueces, la prestación de este tipo de servicios debe ser calificada como una obligación de medios, donde, a diferencia de las obligaciones de resultado, "el deudor sólo se compromete a una actividad diligente, que tiende al logro de cierto resultado esperado, pero sin asegurar que éste se produzca".
En ese sentido, el profesional no se condujo con la adecuada mesura, diligencia o, si se prefiere, que existió un comportamiento defectuoso de su parte, explicaron los miembros del Tribunal.
Los magistrados resaltaron que entre la empresa y los propietarios que contrataron su servicio existió una responsabilidad contractual y el demandado sólo puede exculparse al demostrar que el incumplimiento se debió a u…

Indemnización por daño moral en un accidente de tránsito

Lo indemnizarán por daño moral porque rescató algunos pasajeros atrapados y presenció la muerte de otros en el marco de un grave accidente ocurrido en el colectivo que viajaba. Según la Cámara Civil el juez no falló “extra petita” porque el actor en su demanda hizo mención a las lesiones sufridas y también a la situación descripta. No prosperó, en cambio, su pedido de reparación de pérdida de chance debido la limitación física de su compañero de la banda musical que frustró un contrato con una discográfica.  
ACCIDENTE DE TRÁNSITO. Accionante parte de un trío de música folklórica. Ómnibus de larga distancia. Muerte de pasajeros. Intento de rescate de víctimas por el accionante. Aplicación del Código Civil derogado. ARTÍCULO 7 DEL CCCN. Configuración del daño moral a pesar de la inexistencia de lesiones físicas ni psíquicas permanentes. Lucro cesante. Pérdida de chance. INTERESES: desde el hecho y hasta el pronunciamiento de grado a la tasa de interés del 8% anual, y desde entonces y …

Servicios Jurídicos en Mar del Plata, Estudio Panizo

Abogados en Mar del Plata

Etiquetas

Mostrar más

Área Inmobiliaria

DEPTO. INMOBILIARIO
CHRISTIAN HERNÁN PAVELA – Martillero y Corredor Público
- Registro 3666 del Colegio De Martilleros y Corredores Públicos - Departamento Judicial Mar Del Plata.

• SUBASTAS JUDICIALES Y PRIVADAS

• VENTAS

• ALQUILERES (VIVIENDAS, COMERCIALES, TEMPORARIOS)

• TASACIONES JUDICIALES Y PRIVADAS